jueves, 17 de marzo de 2011

Series, ese breve pasatiempo

Desde hace un buen tiempo, mi bienamado me inculcó el hábito de sentarme a ver una serie. Cinéfilo incurable como pocos y cultor del trabajo en cuestión, sabe lo que ofrece. Pero a veces no hay tiempo para una peli entera (Iván clama), o no hay cabeza (helloooo!) o simplemente, pensar en relajarse unos pocos minutos y dejarse llevar por una buena historia continuada, es más tentador.

Empezamos con Friends y Los Simpsons, allá por Hispania, cuando el siglo arrancaba y nuestro amor de dos con él. Ordenadamente, capítulo tras capítulo, en un cuarto con una cama gigante y una mesita para la compu y poco más. Albores escuetos pero precisos y redentores en el frío inclemente de la sierra de Madrid.

Cuando empezó Lost, por la tele, ambos recordamos haber visto desordenadamente algún que otro fragmento, sin importanrnos demasiado esa absurda banda de desquiciados que daba vueltas por el bosque de una isla sin nada más que lo puesto. Ja! Al tiempo, sucumbimos uno a uno los capítulos y esperando cada nueva temporada como maná del cielo. En la que fue, sin duda, para mí una de las series mejor logradas de toda la historia.

No quiero gastar millas en este post, pero sólo por mencionar (y hacer memoria porque también con cada serie, viene emparentado un momento de nuestras vidas) en una lista desordenada, hemos seguido:

-The big bang theory (los nerds más cutes del Universo estallado).

-V (Nunca segundas partes fueron buenas, pero al final, uno se la termina viendo).

-Flash foward (prometedora pero mal devenida. Me quedo con los blackout de mis ventanas).

-Fringe (nada mejor que la agent Dunham y el laboratorio de don Bishop: lo paranormal servido a su mesa y en dos mundos).

-Jericho (pero qué mala era! Y el prota igualito a mi recordado amiguete JP).

-La de zombies que ahora no me acuerdo y que era muy mala (Walking deads, esa!)

-Heroes (Hiro Nakamura: no te olvidaremos!)

-Seinfeld (Kramer, siempre Kramer).

-La serie de Larry David --creador de Seinfeld-- Curb your enthusiasm. (Gracia ácida).

-The new adventures of old Chirstine (otra derivada de Seinfeld, protagonizada por la querida Elaine).

-Californication (muy fashion y bohemios de Hills volteándose hasta los cables).

-Weeds (Hierba y más hierba en una familia de narcos renegados pero con onda).

-Mad men (publicistas en un ny sesentoso con mucho tabaco y mujeres rellenitas y algo sometidas).

Las psicológicas:

-Tell me you love me (iba de terapia de parejas con distintos mambos).

-In treatment (Paul Weston te seguimos bancando, pero me gustaban).

-Lie to me



Ya sé que me olvido de algunas (o de unas cuántas?). Albert, una ayudita con las que se me fueron, será?

3 comentarios:

Beto dijo...

Te faltaron dos de las mejores series que hemos visto.

1- Twin Peaks
2- Six Feet Under

los comentarios te lo dejo a tí :)

Bloga dijo...

Gracias amor, ves que soy un desastre sin vos???

Los hermanitos Fisher, un lujo que nos dimos a lo largo de 7 temporadas, en los que lidiamos con muertos y trolitos y así y todo, la pasamos bomba.

Los inefables personajes de Twin Peaks... esa musiquita de la presentación ya te anticipaba que hasta un búho puede llegar a no ser un búho.

Bloga dijo...

Los cuentos de Hitchcock (con Iván en la panza), el Súper Agente 86 (de chica)... voy haciendo memoria.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...