miércoles, 12 de marzo de 2008

Ausencias

La muerte tiene esa (única) virtud de entristecernos a todos cuando toca con su calavérica mano a un personaje público y querido. Una especie de congoja en común que no hace menos angustiante la pérdida, pero que juega a favor de la memoria y eso siempre es deseable.

Hoy murió Jorge Guinzburg y en la tele ya hay un agujero negro.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...