lunes, 29 de abril de 2013

El principio del adiós (a la teta)

Con mi chiquitito grande estamos empezando a dejar la teta. Y sin caer en la nostalgia, por tantos años de amor tibio y dulce que nos mantuvo entrelazados, vamos llevándolo como podemos. En general, con paciencia y gran imaginación para reemplazar esos momentos arduos de falta de teta, con mimos, juegos, cuentos, abrazos, risas...

Algunas de las frases de Iván, que no quiero olvidar:
(Subido a un banquito, mientras me abre el escote de la remera y mira adentro...)--"Ahí están las tetutas (él las llama cariñosamente así)!!! Miralas... ahí están! Cómo las quiero yo!!! Pero mañana yo me tengo que ir al jardín y ellas al trabajo".

"Yo las voy a querer siempre a las tetutas!!!" (con un sentimiento impregnó la frase, que no podría reproducir yo jamás).

Y seguro habrá más palabras de amor porque a la noche todavía tiene su momento de teta. Celebro que mi Vanchi lo vaya llevando sabiamente, a pesar de algunas lágrimas claramente bien derramadas, va transitando bastante bien el principio del adiós.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...