miércoles, 20 de noviembre de 2013

Por estos días

Paseo por Temaiken, disfrute de chorritos de agua con ventilador, juegos divertidos, heladitos tentadores y algún que otro animalito que se asomaba de su confortable sombra, para deleite de los humanos visitantes.

Proyecto de mar por delante, cumpleaños playero, cabaña en el bosque y una ganas de que el tic tac diga ya. Así sí me vale cumplir años...

martes, 19 de noviembre de 2013

miércoles, 16 de octubre de 2013

Crece, crece

Cómo crece mi chiquitito. Tan sabio y tan rebelde, tierno y sagaz, que me conmueve y me lleva y me trae y me hace empezar a sospechar que el tiempo lo acaparó todo para él.

Algunas de las cosas que ya son historia: la sillita del auto, la sillita de comer (hace siglos que no la usa para comer y ya tampoco para "hacer arte", pero a pesar de los gruñidos de las madres fundamentalistas de la crianza con apego, debo confesar que la usamos sólo en ocasión de desborde. "Vas un rato a la silla para tranquilizarte y pensar", sería más o menos así la síntesis racional de su función. Las quedadas a dormir en casa de su abuela, en compañía de los primos, todos varones y todos mayores: un antes y un después. Los juegos post dibujo/serie/peli, igual que hacía yo. Iván imita las voces y acciones de los protagonistas que lo cautivaron minutos atrás. Lo mejor, cuando hago yo la interpretación y él me devuelve con su expresión de carita de sol: "Me mata...!", dice, aprovando mi performance.

viernes, 23 de agosto de 2013

Lo último en fotos











Iván pachucho

Ahora que ya la fiebre se fue, que tu carita no luce demacrada. Ahora que podés respirar casi, casi, como se debe. Que los fármacos obraron a la par de los cuidados y el amor, quiero plantearme volver a ser yo.

miércoles, 10 de julio de 2013

De series-Breaking Bad

Me permito en este espacio hablar un poco de series. En los últimos años, hemos recorrido con Al frondosos caminos del género, transitando claros como X Files y Walking Dead hasta Six Feet Under o Mad men, sólo por citar algunas. Pero hoy quiero hablar de Breaking bad, que ya espera su quinta y última temporada a partir del 11 de agosto próximo.

No quiero hablar de la producción de metanfetamina o de los millones y los problemas que esto le genera al protagonista. Tampoco quiero hablar de su pareja ni de la paternidad. Quiero enfocarme en cómo el brillante Bryan Cranston, encarna a Heisenberg y a Walt White con una destreza que asusta. Del sombrerito que acompaña la mirada aguda frente a los "bad guys", a la sonrisa nerviosa ante su cuñado y pope de la DEA. De la mentira hasta el imposible hacia su esposa, hasta el hielo que los quiebra ahora que todo se sabe (y se comparte).

El inicio es chato y verosímil: Walt White es un ladrillo más en la pared. Blanco, mediana edad, padre de un hijo adolescente discapacitado, más esposa ama de casa embarazada. Profesor de química de secundaria de Alburquerque en New Mexico y empleado de un lavadero de autos. Ninguneado por todos, blanco social por excelencia y, para colmo, al cartel de "pobre tipo", le cae la máxima: un cáncer de pulmón terminal que le da meses de vida.

Y en este punto es cuando realmente empieza a girar el reloj. Cuando nada importa porque ya la nada se acerca, y todo lo demás va cayendo como piezas de dominó. Va ensombreciéndose con la desesperación operante del que nunca hizo nada con verdadero gusto, ni sentido, ni pasión. Tal vez en un principio, sí... pero tan lejano que el tiempo se encargó de distorsionar hasta la nulidad misma.

Como puede, a los tropezones y a los tiros, con uniones y traiciones, pero siempre con la audacia como nuevo e imprescindible aliado, va acercándose a sí mismo. Va torciendo su vida y retorciendo su realidad. Hasta que consigue remitir el cáncer que lo carcomía por dentro. Logra deshacerse del equipaje de piedras que lo habitaba. Ahora lo persiguen otros fantasmas, no menos aterradores. Pero ya no es más un ladrillo en la pared. A Walt White le falta saber quién es, tal vez el desafío más preciado que se reserva el final de esta serie controversial y fascinante.








martes, 25 de junio de 2013

Mis breves

Del instante, un atisbo
Párpado que cae y vuelve
Atónita el ave que corroe
como el tiempo, ruin.
***

Crece mi niño
vuela con el viento
y vuelve siempre,
siempre a mi abrazo.
***

Sigo tu mirada
huelo tu piel
busco tu mano
de amor soy.
***






jueves, 23 de mayo de 2013

Crecer juntos

"Hay que destomar la tetuta", sentenció Vanchi por estos días, con un tono firme pero que arrastraba toda la ternura y una pizca de nostalgia también. Ayer fueron "tres chupitos" de la teta derecha y nada más. Ni siquiera la pidió antes de caer dormido, tal nuestra costumbre últimamente, en esta un tanto extensa (y merecida) despedida de lactancia. Ahora eso sí: las declaraciones y demostraciones de amor son casi constantes. "Ay, cómo te quiero, tetuta linda de mi corazón", y la abraza (siempre individualmente) o la acaricia para corroborar que esté bien y en su lugar de siempre.

Por otro lado, desde el fin de semana pasado, concretamente el domingo 19 de mayo fue su primer día sin pañales. Desde el fin de semana anterior, el progreso con la caca venía firme y parejo. Durante la semana, practicamos y hablamos para lograrlo también con el pis, siempre sin presiones ni agobios y dejándolo libre a su momento y oportunidad. Y el sábado 18 hizo su primer pis en el inodoro, así que para el domingo tuvimos el combo completo y la satisfacción como padres, de ver su propio crecimiento materializado en esta etapa vital. A la noche decidimos probar con las famosas pull ups porque son una transición nocturna interesante, más que nada por nuestro colecho y nuestro colchón, pero también porque él se duerme a veces antes que nosotros (pocas, pero ocurre, como anoche) y ese pis de antes de ir a la cama es el que hay que reforzar porque suele ser el más resistido (seguramente con razón porque ganas no debe tener en lo más mínimo).

Y así vamos los tres creciendo juntos y amándonos, con Bauch de compañero ladero, porque no vamos a dejarlo nunca fuera de este clancito que formamos bajo nuestro techo.



jueves, 16 de mayo de 2013

lunes, 29 de abril de 2013

El principio del adiós (a la teta)

Con mi chiquitito grande estamos empezando a dejar la teta. Y sin caer en la nostalgia, por tantos años de amor tibio y dulce que nos mantuvo entrelazados, vamos llevándolo como podemos. En general, con paciencia y gran imaginación para reemplazar esos momentos arduos de falta de teta, con mimos, juegos, cuentos, abrazos, risas...

Algunas de las frases de Iván, que no quiero olvidar:
(Subido a un banquito, mientras me abre el escote de la remera y mira adentro...)--"Ahí están las tetutas (él las llama cariñosamente así)!!! Miralas... ahí están! Cómo las quiero yo!!! Pero mañana yo me tengo que ir al jardín y ellas al trabajo".

"Yo las voy a querer siempre a las tetutas!!!" (con un sentimiento impregnó la frase, que no podría reproducir yo jamás).

Y seguro habrá más palabras de amor porque a la noche todavía tiene su momento de teta. Celebro que mi Vanchi lo vaya llevando sabiamente, a pesar de algunas lágrimas claramente bien derramadas, va transitando bastante bien el principio del adiós.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Love this driver

Textuales

"Hoy voy a subir a la salita sin llorar". Vanchi dixit.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Jardín


 

Primer día, en la puerta del Jardín
 
 
Primer día, en la puerta del Jardín (pero del lado de la avenida)
 
 
En el patio, con todos los nenes, padres y él con su abuela.
 
 
En la salita Celeste, mirando a la seño Flor, a upa de su abuela.
 
 
Con el personaje de el Rey, que pintó, de la canción del Mono Liso.
 
 
Segunda semana de clases, con la mochila y todo.
 
 
 Con delantal, en la llegada de los primeros frescores.
 
 
Y así, un 5 de marzo, nuestro hijo empezó el jardín. Que es mucho más que compartir con unos cuántos desconocidos las primeras horas de su vida. Como si eso fuera poca cosa. Desde su lugar de observador y con la curiosidad siempre alerta, va transitando su segunda semana de clases. Gracias al cariño paciente y perseverante de la señorita Flor y la firme tutela direccional de Gaby, va nuestro pequeño abriéndose filas entre cuentos, mesitas, colores y canciones. Siempre supimos que iba a costar el despegue, pero nos sorprende que, aún con sus pequeñas riñas previas, con las que su Papá lidia estoica y amorosamente, vaya tan bien.
 
Mañana ya entra 9.30. El inicio de la vida social está en marcha.

martes, 26 de febrero de 2013

viernes, 1 de febrero de 2013

On vacation

Los pies asomados entre las olas verdes, con las uñas de un rojo rabioso. Las manitos de Iván enarenadas hasta más allá de la piel, la sonrisa estampada y una inocencia marina que estalla con cada ola. Mi mamá, jugando con mi hijo, una imagen instantánea y el recuerdo para siempre. Las caminatas orilleras con Al, de la mano. La compañía indispensable de Bauch. El cumple de 3 de Iván, ser parlante y activo, pura energía de amor este hijo mío.

martes, 15 de enero de 2013

Pan casero

Receta de Pedro Lambertini, adaptada, as usual...
 
350 g harina integral fina
150 g harina 000
1 cucharada de sal
35 g de azúcar negro
15 g levadura fresca (yo usé un sobre de 10 g de levadura en polvo)
1 cucharada de miel
25 ml de aceite neutro
 
Ir agregando agua tibia a medida que lo pida la masa. Formar un bollo liso y dejar leudar en lugar cálido. Luego se puede agregar media taza de nueces y media de pasas de uva... pero yo no le agregué nada y quedó increíble. Colocar en budín inglés y dejar leudar un rato más, mientras ir prendiendo el horno a 180 grados. Cocinar el pan por unos 30 minutos. 
 

jueves, 10 de enero de 2013

Lo ideal y lo real (a la hora de ir a la playa)


La simpleza de estar tirada sobre la arena con el rumor de olas de fondo. La realidad de palitas, balde, reposeras, lonas, sombrillas, salvavidas, correa, bebedero, bolso, protectores, anteojos de sol y todo el arsenal magnifico que desde ya voy apuntando mentalmente, con las vacaciones como próximo objetivo.

miércoles, 2 de enero de 2013

Un poco de musiquita


Una vibrante, otra para mi amor (él sabe por qué) y la última, ligera, vale,  pero tan bellos los dos que lo vería mil veces.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...