miércoles, 29 de diciembre de 2010

2010

Las dudas de la última semana del año rondan por sencillos puertos.
¿Stollen o ensalada de frutas tropicales? ¿Campo argentino o playas al Este?
Nada de ser o no ser... No hay tiempo para vaguedades del espíritu en este 2010 que parte.

Este año se durmió poco y se soñó despierta.
Se cambiaron más pañales que cualquier otra cosa.
Este año supe alimentar a mi hijo de mi cuerpo.
Se aprendió a redimensionar el amor;
a descubrir al hombre de mi vida como el Papá de mi hijo.

Este año Iván me convirtió en mamá.
Este año fui la mujer plena.
Este año fuimos dos seres en uno.

2 comentarios:

Rosa Matilla dijo...

Feliz año nuevo amiga mía, un beso muy grande para toda la familia, un achuchón a Ivan que está guapísimo, que este nuevo año todo sea mejor y mejor siempre. QUE TODO SEA LINDO. Muchas felicidades en este 2011

Bloga dijo...

Besos gigantes Ro querida y muy feliz 2011!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...