jueves, 26 de marzo de 2009

Versos vespertinos

Sigo los pasos de una sombra que no se ve
Me esquivo en cada esquina
por si acaso el pasado acecha

Hay rumores apocalípticos
mientras el pobre reflejo de Heráclito
se renueva en las aguas turbulentas

Me quedo quieta como un papel
esperando que tu cercanía
me recuerde quién soy

3 comentarios:

Pedro dijo...

me encanto eso de una cercania que nos recuerda quienes somos...

morke dijo...

ah, pedro soy yo, morkelik

Cecilia dijo...

Morke, me había ilusionado con un nuevo lector... pero más me ilusioné al saber que eras vos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...