martes, 17 de marzo de 2009

Vacaciones


La naturaleza se expande y se contrae como un órgano vital. Todo se reduce a un aire florecido y ágil que ocupa los pulmones. Sinfonías de pájaros disímiles, arrancan del silencio arrullos blancos.

El cristal del agua perfora las piedras que, agradecidas, ceden sus formas. Poco importan los ecos de la ciudad, tan lejana y hostil, como imposible.

Desde el perfil de la sierra, en el último rayo de luz, asoma un rasguño de Dios.

5 comentarios:

Malen dijo...

Qué lindo Merlo!!! Y es como si nos llevaras a nosotros de vacaciones. Qué disfruten mucho! Un beso grande

Morkelik dijo...

que lindo!!! el sabado parto hacia cordoba, que ganas tengo de sierras!

Rosario Diaz Araujo dijo...

Tu descripción transmite muchisima paz, como dice Malen, te lleva hasta allá.

Cecilia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bloga dijo...

Malen: Fueron días deliciosos. Y justo cuando empezaba a encariñarme con la tranquera, pegamos la vuelta... Cómo va tu pancita???

Morke: FELICES VACACIONES!!! las primeras para Pedro/Morkelito, qué lindo!!! Nosotros de Córdoba, anduvimos por Traslasierra, esos pueblitos que huelen a yerbas y a olivos y a sol, una belleza. Baño de río en Mina Clavero, de antología. Carlos Paz, puaj, como la primera vez, de paso, en mi viaje de egresados de primaria. Me quedo con lo agreste!!!

Rosario: Me encantó tu post de la liviandad del viajero. Comparto totalemente y disfruto de ese texto!

Besos a las 3!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...