miércoles, 12 de noviembre de 2008

Y sin embargo, escribo

No quiero escribir sobre el tono nuevo de mi alarma de celular, ni sobre las ganas de oler a tierra mojada. No quiero escribir de la nostalgia que siento como plomo atada a mis pies. No quiero escribir sobre la espinaca a descongelar sin falta al llegar a casa. Ni sobre el hartazgo de las horas muertas que no tarda en devorarse tu abrazo apretado.

Y se consume Sabina en mi telefonito agónico mientras pisa el cielo de Madrid y hace que vuelvan a mí los pasos trajinados de aquella vida explosiva.

6 comentarios:

Morkelik dijo...

se me ocurrio un tema de sabina mientras leia, bah, dos.

Bloga dijo...

Leyendo tu post, caigo en la segunda canción que insinué desde el título... involuntariamente, pero es que el subconsciente, ya sabés... Sabemos cuándo nace Morkelito?

Malen dijo...

Me transmitiste la nostalgia, jeje, y eso que yo estoy mas cerca de tu otra vida, jeje, sera una anticipacion de lo que voy a sentir después. Un besote

Bloga dijo...

Qué loco, no Malen? Pensás volver, entonces, algún día?

Malen dijo...

Si, la idea siempre fue volver. Y como ya volvi por dos anios a Mendoza, sé que voy a extraniar mucho esto, y que ahora extranio Mendoza, es asi siempre, uno se divide para siempre en dos. Besos

Bloga dijo...

Sí Malen, pero es una divisón enriquecedora, a pesar de los pesares... no?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...