lunes, 13 de octubre de 2008

Días felices

De tanto no fichar, no escuchar, no hacer, no delegar, no proponer, no archivar, no editar, no mirar, no planear, no grabar, no teclear, no... recuperé mi vida. Y los minutos pasaron sin mi menor consentimiento, sin espiarlos siquiera. Es increíble cómo pasa el tiempo cuando no lo estamos viendo pasar. Y todo fue reir y besar y soñar y comer y pasear y... recuperé mi libertad. Eso sí: bajo fianza. Hoy ando de feriado otra vez como animalito ordenado y eficaz en su ruedita que da vueltas.

Agradecimientos:
A María, la del arrabal en la voz de Zenco y al sempiterno Ferrer por sus recitados mágicos.
A Bauch, que nos encariñó las horas.
A la lluvia, que en su justa medida, cayó.
A la gripe, después de todo...
A vos...

5 comentarios:

Yorick dijo...

No, a tí...

Malen dijo...

A la lluvia, que en su justa medida...
Me encanta como escribis, te mando un beso

Bloga dijo...

Sí, Malen... Tú lo has dicho. Gracias linda. Te mando un beso grande!

Morkelik dijo...

la lluvia de hoy ya paso de su justa medida!

besos, siempre es un gusto leerte

Bloga dijo...

Morke, te felicité en tu blog, pero lo hago de nuevo por acá: tu panza es una belleza.

La lluvia de hoy tuvo cero ubicación, por cierto.

Besitos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...