martes, 25 de marzo de 2008

CFK, carne trémula

Al cumplirse el día 13 del paro del campo, en protesta por el aumento de las retenciones aplicadas al sector, retenciones que treparon a más del 40 por ciento, y justo cuando el desabastecimiento de carnes, lácteos y derivados desnudaba las góndolas, la presidenta habló.

Después del descanso calafatense de semana santa, estos son los puntos más destacados de su discurso:

º Piquete de la abundancia
º Es casi un paso de comedia
º Muchos más violentos (*) y protagonizados por el sector de mayor rentabilidad de los últimos cinco o seis años.
º No me voy a someter a ninguna extorsión.
ºYo puedo entender los intereses del sector pero quiero que sepan que soy presidenta de todos los argentinos y que tengo que gobernar para todos los argentinos.
º Si alguien que tiene holgura económica actua con violencia, que se puede esperar de los que menos tienen.

Un par de horas pasaron hasta que el ruido de las cacerolas volvió a invadir la ciudad de Buenos Aires. Urbanos con carteles escritos a mano: "apoyo al campo", que salieron espontáneamente a decir no. No a los camiones de Moyano para amedrentar a los ruralistas. No a la invocación al 2003 y al gran Salvador (alias Néstor) para ocultar un conflicto actual. No a la soberbia, a la mentira y a la prepotencia.


* Nota de la R.: Salvo por entredichos y algún incidente menor entre automovilistas y productores, no se han relevado hechos de violencia en los trece días de protesta.

*2 Nota de la R: Hacia la medianoche llegó la patota peronista de turno, léase piqueteros del inefable Luis D'Elía. Corrieron, pegaron, apuraron. Para rematar.

4 comentarios:

Luciano dijo...

Hay mucho que no entiendo, pero si entiendo que no se maneja una crisis aunando enemigos y provocandolos. Creo que la protesta urbana, en el fondo, es un pedido de un gobierno con altura. Igual, como dijo Dolina, hay que desconfiar de una revolucion liderada por ahorristas.
Todo esto para definir a 10000km de distancia de que lado estoy. No estoy del lado de los que se la llevan siempre, eso si.
Me gustaria que se proteja a los pequeños productores, eso si.
O que haya diálogo pero que no llegue la sangre el río.

Bloga dijo...

Motonet, lo malo de esta señora es que ni remota idea de cómo manejar una crisis. Ni para improvisar discursos, como se creía hasta ayer. La protesta urbana, coincido, ES un pedido de un gobierno que esté a la altura. A Dolina lo escuché cada medianoche la mitad de mi vida, pero te digo que nadie está hablando de revoluciones, sino de vivir lo más digna y tranquilamente posible en una democracia. En cuanto a los ahorristas, simplemente querrán que no les toquen lo que mal o bien han podido hacer, amén del gobierno a la altura.
A veces extraño estar al otro lado para ver bien las cosas. Tal vez te pierdas el día a día, la coyuntura, pero estructuralmente, se ve tan claro todo...
Los pequeños productores son los afectados por estas retenciones galopantes, los otros, ni enterados.
Esperemos que se sienten a escucharse, en principio y que la sangre no alimente esta rica tierra.

Saludos

Luciano dijo...

No sé como sera el día a día in situ, pero desde acá confieso que me duele la cabeza de pensar, leer, chatear sobre el tema.

Bloga dijo...

Suenan los bombos y los gritos desaforados entre las intervenciones de la presidenta, quien sigue llamando "lock out patronal" al paro de los agropecuarios e insiste con que están "quitándole los alimentos al pueblo". Las caras de los monos que la cortejan, de uno y otro lado del estrado, dan miedo o pena o las dos cosas combinadas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...