martes, 30 de diciembre de 2008

Se va uno y llega el otro

Horas y más horas de trabajo, a uno y otro lado. Un amor en expansión y el sueño más grande por delante. Un cachorro en crecimiento y la continuidad en un perro fiel.

Una valija deshecha, unos placares rebozantes. Un departamento a estrenar y las lámparas bamboleándose tan bellas.

El conteo televisivo y las uvas transatlánticas. Dos copas que se llenan y el deseo convertido en trago.

Una página en blanco y un blog con algunas entradas.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Libros

Quiero decir que mis libros están acomodados. Ya no tapan los zócalos de la habitación de al lado, sino que con el cariño que se merece cada uno de ellos, fueron temporalmente distribuidos entre los muebles que nos rodean.

Tal como vamos, la biblioteca va a ser lo último en llegar, reticencia de su hacedor mediante. No es menor, empero, el hecho de que ya no junten pelusas. Se me partía el corazón ver al bueno de Don Fuentes compartiendo madera de parquet.

Pude ver el tiempo a través de mis libros. Un buen número de bibliografía cubana y sobre Cuba, que marcó una época y un interés especial en mis lecturas y en mi vida. Cabrera Infante y la incandescente de Zoé Valdés; poemas de Guillén; biografías varias de Guevara Lynch. Los pasos perdidos del pobre Alejo; Antes de que anochezca, mucho antes de Bardem; Eliseo Alberto y su caracol beach.

Poner orden en un espacio, desembocó por encausar mi propio pasado, al menos, el literario. He aquí otro viva para los libros. Y para el orden.

Special thanks to:
Borges, Whitman, Proust, Faulkner, Hemingway, Vargas Llosa, García Lorca, Yourcenar, Auster, Capote, Saramago, Murakami y tantos, tantas más...

jueves, 25 de diciembre de 2008

De Nochebuena a Navidad

Derretidas las velas
manchadas la copas
y una estrecehez de tiempo
en ese espacio de fuga

Titila el cielo artificial
en un estruendo de petardos
y cada pena sorteada
estalla en nuevos deseos

Rudezas de calendario
campanadas de acero
y un devenir de sombras
cristalinas como el viento

viernes, 19 de diciembre de 2008

Mezcladito semanal

A las puertas del fin de semana, justo cuando necesito tanto un respiro, mente en blanco, patas al aire y buenas imágenes alrededor, dejo tres columnas de estos siete días. Perdón por el abuso de estilo diario íntimo rosa y con candado, pero las fiestas de fin de año acosan al pobre almanaque y también a quien redacta.

Lo mejor:
--Que mi sobrino más grande termine primer grado y que el más pequeño se haya decidido a gatear.
--Los Cadillacs tocando para nos.
--Las flores que trajo Al.

Lo peor:
--La mala educación en el trabajo combinada con mediocridad y soberbia. Y todo en una sola persona.
--El calor insportable.
--La gente que atropella en la calle, sea peatón o conductor. Esto incluye a los inefables taxistas porteños.

Lo que no entendí:
--Mi sueño de siesta con Benjamin Linus, el malo de Lost.

Breve reseña onírica:
Una mesa de dos en un lujoso restaurante. Un entorno de suaves murmullos en idioma inglés. Los claros y penetrantes ojos de Ben perforándome. Elogios de mi parte y gestos de halago de la suya. De pronto, una creciente y tortuosa sensación de sublimación, en mí. Una certeza cada vez más firme de estar siendo psicológicamente manipulada con una prolijidad digna de su autoría. Benjamin Linus me abdujo con su astuta malicia y quedé atrapada en esa cena, como un personaje más de la serie. Tan real, como absurdo. Tan escalofriante que me acuerdo y me asusto.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Al final del pasillo

El pasillo estrecho dejaba escapar un difuso resplandor, hacia el final. El parpadeo de una tele encendida, muda como la sombra pero omnipresente, le devolvió un gesto de esperanza. Alguien tuvo que haber estado ahí antes.

Los pasos se sucedían con agonía, predeterminados. Crujiente, la madera se retorcía bajo su peso, conversadoramente siniestra. "Cincuenta y ocho, cincuenta y nueve...", contaba en voz baja, cuando la oscuridad se hizo como si nunca jamás hubiera existido un hilo de luz, más que en su memoria. "Menos de un minuto, pensó, entre el crujido y la nada".

Se dio vuelta para calcular la distancia que lo separaba de la puerta de entrada, pero apenas pudo ver una chispa dorada producida por sus propios ojos, en pugna aún con la oscuridad dominante. A esa altura, ya no sabía que hacía ahí. ¿En qué momento y por qué motivos, había decidido avanzar por el pasillo? Tantos días transcurriendo en paz y acción, moviendo los hilos y dejándose mover, tan campante, tan liviano. Hasta que esa mañana, escurriendo la última gota de café en la taza, con la marca de la almohada dibujada aún en la mejilla, se acordó de un olor. Un amarillento olor a madera, con jazmines y tierra mojada. Un olor que condensado y penetrante, hubiera barrido con ese pavor que ahora le mojaba la cara en forma de gotas.

"Por ese olor, tanta búsqueda". Ahora le parecía absurdo y sin embargo había tomado la lancha, había recorrido el basto terreno y con la determinación como única compañía, se había dejado llevar por la casona inmensa, hasta llegar al pasillo.

El frío de un picaporte afilado, le dio la señal que estaba esperando. De pronto, la puerta entreabierta chilló con una agudeza escalofriante. Ese amarillo de jazmines y madera y tierra mojada, lo guiaba tan intensamente que sabía que iba a llegar hasta el final. El compás de su respiración acelerándose, colmó el ambiente con aquel eco infernal, opacando los agudos de la bisagras que se abrían por completo.

En ese momento, brotó un alarido estrepitoso, que se perpetuó a lo largo de un pasillo, multiplicado tras la puerta. Y al final del cual, se alcanzaba a ver un fulgor parpadeante y un perfume a madera con jazmines y tierra mojada.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Diciembre

Guirnaldas estridentes
Lucecitas de párpados inquietos
Colores, villancicos, pan dulces

Consumo variopinto
Bocinazos sin calma y almas con pena
Donaciones, regalos, sorpresas

Brindis de burbujas
Arbolitos altaneros y avellanas
abrazos, festejos, deseos.

martes, 25 de noviembre de 2008

Cumple feliz

Desde el minuto cero fue una sucesión de sopresas. Empezó con champagne y torta helada con velita rosa y Murakami envuelto. Rosas posicionadas estretégicamente y una paz de hogar y de amor que me envolvió de cuerpo y alma. Hubo fotos y brindis y momentos de dos que no se cuentan. Bauch también colaboró con amenazas de abalanzarse sobre la torta helada y hasta amagues olfativos hacia la copa de champagne.

Hoy, ya oficialmente 25, saludos virtuales, algunos, es cierto, posiblemente movidos por la inmediatez y simplicidad del formato (léase: felicitación de Facebook), pero no por eso menos bienvenidos. Familia de aquí y de allá, amigos repartidos en el mapamundi y lindos deseos para guardar bien adentro y hacerlos realidad en este añito que largo. A ver si me sale.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Ansias de parar

Quiero apagar las máquinas y que por arte de magia aparezca el rumor del mar.

Resumir en dos líneas lo que no me sale de tanto no pensar.

Cerrar la puerta de la oficina para volver a abirla en setenta días.

Acurrucarme y que me envuelvas a los besos.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Y sin embargo, escribo

No quiero escribir sobre el tono nuevo de mi alarma de celular, ni sobre las ganas de oler a tierra mojada. No quiero escribir de la nostalgia que siento como plomo atada a mis pies. No quiero escribir sobre la espinaca a descongelar sin falta al llegar a casa. Ni sobre el hartazgo de las horas muertas que no tarda en devorarse tu abrazo apretado.

Y se consume Sabina en mi telefonito agónico mientras pisa el cielo de Madrid y hace que vuelvan a mí los pasos trajinados de aquella vida explosiva.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Advertencia

Desde la ventana de la cocina

Zoom obrero

Desde la terraza
No estoy contra el progreso, no. Pero me niego a amanecer entre martillazos, golpes y sierras cuatro horas antes de lo que el cuerpo me pide. Tres obras en una manzana es perturbador. Uno de estos días va a ocurrir una desgracia, pero con suerte...

viernes, 31 de octubre de 2008

Breves y desconsolados

No sé qué hipotéticas historias atravesadas y amontonadas como hojas secas, se volvieron un gran signo de interrogación sobre mis hombros. No sé cómo fue, ni cuándo empezó. Pero desde la incertidumbre, me saludan airosas.

A veces el dolor atraviesa la carne y el ojo soprendido se exaspera buscando heridas que no se ven.

Cotidianas, como la vista desde mi balcón. Sólo que la mirada nunca es la misma.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Hijo

Preexistencia de nosotros
Amor multiplicado y rebrotado.
Amor de dos para uno solo.
Ser de dos sangres e infinitas luces.

Estás en el gran espacio sin tiempo
en la liquidez más dulce.
Brillo entre tinieblas.

lunes, 13 de octubre de 2008

Días felices

De tanto no fichar, no escuchar, no hacer, no delegar, no proponer, no archivar, no editar, no mirar, no planear, no grabar, no teclear, no... recuperé mi vida. Y los minutos pasaron sin mi menor consentimiento, sin espiarlos siquiera. Es increíble cómo pasa el tiempo cuando no lo estamos viendo pasar. Y todo fue reir y besar y soñar y comer y pasear y... recuperé mi libertad. Eso sí: bajo fianza. Hoy ando de feriado otra vez como animalito ordenado y eficaz en su ruedita que da vueltas.

Agradecimientos:
A María, la del arrabal en la voz de Zenco y al sempiterno Ferrer por sus recitados mágicos.
A Bauch, que nos encariñó las horas.
A la lluvia, que en su justa medida, cayó.
A la gripe, después de todo...
A vos...

viernes, 10 de octubre de 2008

De colores y resfríos

--¿De qué color las flemas?--, preguntó el doc de guardia.
Ante la respuesta de rigor, se me ocurrió el "verde flema" para los colores de esta primaver/verano. Porque los colores ya no son los de antes. Azul, rojo, rosa, amarillo, verde, negro... Ya no. Ahora vienen infinitas gamas seguidas de sus primorosos sustantivos. Los adorables rosa dior, rosa chicle, verde lima, champgane, sólo por mentar algunos.

¿Por qué nadie se atreve a jugar con los marrones, por ejemplo? Llamándolos por su nombre y su correspondiente sustantivo. Caqui, beige, café y hasta camel, entre un sin fin de eufemismos para evitar la mención del poco reputado marrón.

En fin, la gente anda como loca por la calle, llena de flores y fucsias en los pies. Mientras, yo me pregunto dónde podré conseguir una linda remerita color verde flema.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Grafología

Mi madre estudia las letras. No Letras, no Literatura, sino la forma de las letras y cómo a través de los grafismos asoma nuestro monstruo interior. Siempre me interesó. Me acuerdo de la letra de mi padre, fundamentalmente. Pero también la de casi todos mis compañeros de banco en distintas etapas educativas de mi vida. Siento aversión por algunas letras y admiración por otras. Me he reído de mis propios ganchos en apuro, y finjo esmero aún hoy para dibujar la letra de la lista del súper.

Encontré esto por ahí y como casi todo test que sale bien, uno se queda tan ancho... lo publico.
El que quiere puede probarlo... A continuación, link más análisis de mi firma:

http://www.grafologico.com/grafologia/estudio_firma.htm

Grafológicamente, la firma es una biografía abreviada de su autor.Debe observarse conjuntamente con un texto que la acompañe, pero de cualquier forma, de acuerdo a ciertas características específicas de su signatura, se puede distinguir lo siguiente:
La ubicación en el papel indica que se manifiesta como una persona abierta, amable y espontánea.Según el tamaño de la firma, mediano, tiende a una extraversión moderada.El predominio de formas rectas, revela disciplina, orden y cierto pragmatismo.El ángulo ascendente indica una buena ambición y deseo de superación.La velocidad media señala una persona medida y justa en su accionar.Según la presión de la escritura, posee un temperamento práctico y activo.La rúbrica revela una personalidad que busca seguridad para alcanzar sus metas, reforzando sus ideas antes de emprender una acción.Al ser totalmente legible, indica que se muestra a los demás con sinceridad y autenticidad desde el principio.La utilización de las mayúsculas en la firma permite deducir que tiene una autovaloración real, y una autoestima equilibrada.El predominio del apellido, demuestra un gran interés en la tradición familiar, y en el rol socio-profesional.
Las características precedentes de este informe son generales, y están enteramente basadas en lo que representa su estampa personal en el momento instantáneo en que la escribió. Muchos factores están sujetos al cambio permanente según el devenir de la vida.
Estudio grafológico gratuito de la firma
www.grafologico.com - Por Lauro Alonso

lunes, 25 de agosto de 2008

Primavera

A Papá, a quien perdimos en la primavera más triste que jamás se pueda relatar

Hay cierta tibieza en el aire que me hace añorar. Tal vez los años de infancia, en la casa de abuelos, cuando el fondo era el mundo y los juegos, realidad. O esos años de adolescencia, de club, de amistad de fuego y de promesas a la eternidad. Después, otras primaveras más abruptas (y menos entrañables) me sorprendieron al otro lado del planeta.

Y hoy siento en el pecho esa víspera del verano latiendo con vehemencia.

viernes, 8 de agosto de 2008

Breves e inconcisas

Se fueron evaporando de a poquito, como esos recuerdos hijos de la angustia y del dolor. Pero ahí estaban. Si flotaba inerte, aparecían otra vez. Era cuestión de dejarse llevar.

El pasado entró por los mails archivados de yahoo, esta vez. Y tomaron cuerpo nuevamente seres de otra geografía, de otro tiempo y casi, casi de otra vida.

La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos deslumbró, es cierto. Pero es que son muchos los chinos y muy organizaditos. Entre tanto comunismo de mercado, prohibiciones y austeridades, pedazo de despliegue de tecnología y modernidad. Omnipotentes los orientales. Ahora, a Li Ning, el atleta campeón que encendió el pebetero simulando que corría en el aire, se le veían feo los piolines, eh?

Últimamente tengo la sensación circundante de mucho ruido y pocas nueces. Pero a todo nivel, qué cosa...

lunes, 4 de agosto de 2008

Una historia de amor






Se conocieron por internet y con humanos de por medio, pero bastaron apenas unos minutos para que se dieran el uno al otro a pura naturaleza.

Aquí algunas fotos de cuatro días de pasión, juegos y sentimiento.

jueves, 24 de julio de 2008

sábado, 5 de julio de 2008

viernes, 4 de julio de 2008

miércoles, 2 de julio de 2008

Ingrid Betancourt, ¡LIBRE!

Atrás quedó el pavor húmedo y el grito seco.
Los grilletes de acero y el dolor en el pecho.

Atrás, las vainas tragadas en la selva
las lágrimas sin fin.

Vanidad ilógica de los que apuntan antes de pensar,
de los que (mal)forman íconos para destilar terror.

Hoy, Ingrid Betancourt, está libre.
Hoy el terror cayó vencido.



Ingrid dixit:

"A esta hora nos ponían las cadenas... Era un momento muy difícil para nosotros, allí todo es oscuro y la luciérnaga nos permitía reirnos en vez de llorar. Eso quería decirles".

domingo, 29 de junio de 2008

miércoles, 25 de junio de 2008

sábado, 14 de junio de 2008

Jardín Japonés







Perdidos entre bonsais y jardines zen, impregandos de un orientalismo cautivante y embriagador, fuimos violentamente devueltos a la triste circunstancia nacional, gracias al relato de un taxista.

Ahora, que pasaron unas horas, los desatinos de una dirigencia ciega de necedad, encandilada por la ilusión del poder absoluto, se deshacen con el viento. Lo único que sé y que guardo es la paz de esos diseños verde ocres. Los jardines de la armonía.



domingo, 8 de junio de 2008

Camino a Plaza Cataluñ(y)a








A pie y con cámara en mano, el cielo generoso en escala de grises, hicimos el trayecto hacia Plaza Cataluña, desde Córdoba y 9 de Julio, precisamente hasta Cerrito y Arroyo. Una tarde de domingo por el Centro es un grito de silencio que emerge en las esquinas y se acurruca en el borde de los sentidos. Al llegar a casa, las bocinas de los autos nos informaron que River había salido campeón, a pesar de las críticas, a pesar de la prensa y, hasta incluso, a pesar del fútbol. Pero eso ya es el plano de la realidad y este domingo por el centro había sido algo muy diferente. Otra cosa.

martes, 3 de junio de 2008

(Mini) relatos

La vio pararse ahí, tan lejos y tan nítida en la pupila. Alta, un tanto desgarbada y con ese aire de despiste y renuncia que hace que todos los males sean menores y cada triunfo, un festejo.


Cuando lo miraba entendía tantas cosas. Delirios de lucidez que subían por las sienes y mancillaban una que otra media idea, para hacerse un lugar. Y ahí se depositaban, pero no como sedimentos de lodo, sino como movimientos irreverentes, pulsiones sincopadas. Intrépidos pensamientos.


--Qué vuelvan las horas de reloj quieto y los párrafos agraciados.


Sabía que esos pies de huella errante eran el principio de su fin.

lunes, 26 de mayo de 2008

Noche de sábado

Buenos Aires fresquita, tímidamente iluminada, cruzada por volantes de obras de teatro, por señoras emperifoliadas y señores de perfume y elegante sport. Con bares que invitan a sentarse, a resguardarse y a hablar sin mirar el reloj. La noche huele a Corrientes y Corrientes huele a noche.

Cenar en una mesita para dos, mirándonos a los ojos y elogiando al cocinero. Espiando el frío en el vaivén de unas hojas verdes, al otro lado del vidrio. Acariciarnos las manos y festejar que sea noche, que sea sábado, que estemos así.

Sacristán y Alterio arriba, interpretando la vida desde los últimos peldaños, detrás de enfermedades de muerte. La escenografía discreta, los textos exactos. Y las cabezas girando y los corazones palpitando. Los nuestros, desde el centro de la fila tres. Y desde ahí, a miles de kilómetros, en la Madrid aquélla, en esa charla con Papá, en un abrazo apretado, en las cartas, los días, en la emoción suspendida un instante antes de la palabra que la recorre, la envuelve y la escupe para convertirse en aire o en aplauso.

jueves, 22 de mayo de 2008

lunes, 19 de mayo de 2008

viernes, 16 de mayo de 2008

Presupuesto de ilusiones

Hoy nos completaron el presupuesto para amueblar nuestro casi desértico departamento. Faltaba la biblioteca, que también será mueble de TV y vajillero y de todo un poco. Pensaba en la ilusión de ir equipándonos. En nuestro piso de la sierra de Madrid que poblamos con Ikea, pintura y unos estantes blancos hermosos, hechos por Al, ubicados en un nichito del gran salón blanco. Pensaba que cada vez me gusta más pensar en diseño, mirar páginas y revistas, plasmar ideas en gráficos que yo sola entiendo y que están fuera de escala, fuera de foco y fuera de cualquier cosa que no sea mi cabeza.

También me gusta ir haciendo listas con lo que nos falta, en mi libreta de turno, con todos los detalles de rigor: medidas, precios, colores, ideas, preguntas, opciones.

Por estos días sueño con lustres robles, laca poliuretánica y centímetros de profundidad... el adiós a las cajas llama a mi puerta.

martes, 13 de mayo de 2008

Cosas de mujeres

  • Dolores internos que afectan el normal desarollo de...
  • Las propagandas de los analgésicos femeninos mienten. Mienten con patas, descaradamente.
  • Ganas de dormir por siglos y al despertar tener la cara impecable.
  • Así como los ciclos de la naturaleza son, por momentos, entrañables; hay meses que los ciclos personales pugnan por alcanzar el concepto opuesto. Es como si en medio de un apacible y dorado otoño, recalcitraran 40 grados, así de golpe, porrazo. Y con 100% de humedad.
  • Probables paliativos: abrazos apretados, ramito de flores silvestres, rutina en slow.
  • Al fin y al cabo somos algo más que un puñado de hormonas descarriadas.
  • ¿O no?

martes, 6 de mayo de 2008

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...